Banner seccion Tinta Desconocida
Tinta Desconocida

Laura Trujillo | Tinta Desconocida

Makoto es su “nombre” y escribe porque le gusta, porque lo necesita y porque se divierte. Bajo ese pseudónimo elegido hace algunos ayeres Laura Trujillo alías Makoto Black tiene una larga y bonita carrera detrás de su monitor la cual comenzó tal vez en el 2008 o antes , eso no lo sé. Lo que sí sé es que esta intento de cronopio ha ganado más concursos de los que yo puedo presumir .

Laura es mexicana y reside entre Aguascalientes y Zacatecas, hace poco terminó de imprimir su tesis para una carrera que no recuerdo pero sé que va de su amor a las letras.

Como saben, esta sección es para dar a conocer talentos en la red, en especial de aquellos quienes me confían sus escritos y esperan una reseña de ellos. Makoto lo hizo alguna vez, con un relato participante en un concurso de FanFics en el que fui juez , pero eso no significa que ella  no sea capaz de escribir algo más allá.

Y eso lo  ha demostrado y más de lo que piensan, porque es una de las pocas que verán por aquí que ha logrado ver entre sus manos un libro con su nombre, aunque sea entre sus páginas.  ¿Cómo es esto? Pues Makoto ganó el segundo lugar en  un concurso nacional, que tal vez a algunos les suene conocido: Premio Nacional  Elena Poniatowska de Narrativa en su edición 2010, mas aparte una mención honorífica en el mismo certamen del año 2009.

Y este año 2013, la Universidad Autónoma de Aguascalientes, realizó el compilado de Premios Universitarios de Literatura en el cual está lamentablemente sólo su segundo lugar, bajo el título “¿Cuántas más?. Me da un poquito de lástima que dicho libro sólo se encuentre a la venta en Aguascalientes, pero eso no significa que no se pueda leer a Laura en otro lugar, porque si fuera así, no estaría aquí.

Antes de decirles cuáles son los textos originales en su haber, les hablaré un poco de su estilo. Ella aunque tal vez no le guste la comparación, es como Isabel Allende: o te gusta mucho o simplemente no te gusta. Algunos de sus textos son rebuscados, otros tienen una simpleza que te llena profundamente.

Algunos otros simplemente no son lo que esperabas al comenzar y muchos más tienen un halo de tristeza o nostalgia que se te impregna a la piel , pero eso  no impide saborear la lectura, si tienes suerte puedes ver en ellos destellos de esperanzas y comienzos de sueños que aún no concluyen.

Su prosa no siempre es perfecta, pero lo intenta. Se nota cuando la inspiración se le esconde en lo profundo  y la saca a patadas de donde se ha escondido para no dejar sus escritos varados, y eso sin duda se lo agradecen sus lectores. También se nota cuando se revela ante alguna de sus creencias o costumbres, pues sus escritos pierden la fuerza, pero es algo que le admiro, el salir del mundo que la rodea.

He intentado encontrar algo de ella en su blog personal que no sea una crítica, un desahogo o un simple suspiro y al fallar no me queda más que hablarles de Flores de Otoño” , el primer escrito de ella que tuve la oportunidad de leer , y que aún hoy refleja a pesar de los años pasados desde su publicación en el 2009 el estilo que la define.

Este relato consta de tres capítulos con sabor a nostalgia con café, sí así puedo definir lo que lo envuelve, nos va narrando el como Gaby cree que ha sanado una herida que la ha dejado marcada , en un inicio sientes, piensas que es ella en torno a quien gira la trama y la nostalgia , pero si lees con atención puedes percatarte de lago que le gusta hacer, meter una o dos líneas de personajes en un mismo relato y dejar siempre al final un sabor del que pides más.

Y como segunda opción si no son ustedes fanáticos de la nostalgia, está una de sus publicaciones en el segundo tomo, página 18 de la revista electrónica Pirocromo, su relato titulado “Suspiros de Azucena” uno de sus pocos relatos originales , en los que demuestra lo que he dicho: la liberación de tapujos inculcados.

Esto lo logra con un relato que va de una monja y una mujer , en donde de forma sutil y cadenciosa entrelaza un romance que puede ser real o  imaginario, pero no lo sabrás hasta que no leas la última palabra. 

A Mako, aun a pesar de los años puedes encontrarla en Twitter 

 

Esta entrada fue publicada originalmente en Plusbits.Mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s