Divagaciones

De cuidador a cuidador | Divagaciones

Intente empezar esta entrada de muchas formas pero ninguna me parece correcta. Quería explicarle al resto mi ausencia, y como una serie de eventos me hacían pensar que el destino me estaba poniendo el pie para no poder tener tiempo de darle un minuto de mi día a este blog y a las cosas que aunque parezca que no, son un ancla con la realidad.

No logre hacerlo, ni lo haré. Me di cuenta de que no quiero hacer una entrada explicándole a otros como me siento, sobre la labor de un cuidador primario o sobre como esto se ha vuelto una misión infernal en tiempos de pandemia donde el contacto humano se ha visto reducido a cenizas.

Quiero hablarle a quien esta en el mismo lugar que yo, a esos del otro lado de la pantalla que están cansados de lidiar con el día a día, a quienes cuidan y saben lo que es perderse poco a poco en la rutina hasta que un día te levantas preguntándote cuando fue la ultima vez que viste tu reflejo en el espejo y te pusiste atención.

Sigue leyendo “De cuidador a cuidador | Divagaciones”
Relatos

Deseo tu corazón |Relato

¿Se acuerdan de ese otro relato que les presente de mi OC del rol? Ese que se llama Tetonalli. Hoy les traigo otra parte de su historia. En este ella está un poco más grande. Voy a irles subiendo su historia una entrega o dos por mes aún ni lo decido. No se si esto les guste tanto como la de Tlaloc o si les interese por lo menos la mitad, pero a aquella no le voy a seguir en un tiempo y esto es lo qué hay.

Tocada por los dioses

Estabas harta de los gritos y que te llamasen mentirosa. De las pastillas con colores vibrantes que te hacían tragar a ver si funcionaban y solo embotaban tus sentidos. Comenzaste a mentir con todos los dientes y escupir el medicamento en el baño. Tenías cinco años tragandote esas mierdas, temiendo los rumores de otros sobre gritos y electricidad recorriendo tu cuerpo. Te había considerado loca por un tercio de tu vida.

No lo estabas, sí, te habías reído en el patio de un chiste que el abuelo te estaba contando para relajarte antes del examen de matemáticas, pero escucharlo no era signo de que te faltaran dos tornillos. Aún no sabías porque tu madre insistía en que debías ir a sentarte durante dos horas todos los jueves a echarle mentiras al psiquiatra. También estabas harta de ella, peleaba con la abuela día sí y día también sobre tu futuro. Una decía que no era normal, la otra que era cosa de familia.

Pero tu madre se podía ir mucho a la chingada, ella te había dejado al cuidado de la anciana cuando eras una niña y se había largado. Después de la muerte de tu padre había intentado acercarse a ti pero ya era demasiado tarde. Era una extraña que te daba regalos, pagaba las cuentas y te aseguraba que las ausencias eran por tu bien, para que nunca en la vida tuvieras que preocuparte por el dinero. Que podrías ser lo que quisieras ser. 

Mamadas. Lo que tú querías en ese momento era dejar de ir con el loquero. Todos en casa sabían que escuchabas las voces de los muertos  y platicabas con el abuelo mientras corrías por el plantio o lanzabas a los conejos los cuchillos heredados después de su muerte. Y que según tu, había sido idea de la bisabuela Martha cortarte el cabello hasta los hombros. 

La gente de la hacienda te creía, tu madre y el psiquiatra no. Pero como decían los chiquillos del capataz: tu madre es de ciudad, no sabe nada. A ella la ciega el mundo moderno y tú habías nacido como otros antes de ti en la familia: tocada por los dioses. O eso te han dicho toda la vida. Y lo crees, a estas alturas de tu corta vida no puedes pedir más que siempre tener quien vaya contigo y te ayude a hacer trampa en los exámenes.

Sigue leyendo “Deseo tu corazón |Relato”
Las viejitas

El Libro del Cementerio | Archivo PlusbitsMx

Escuchad está trágica historia: una familia que duerme , un asesino sin compasión y una criatura aventurera,  un huérfano que escapa de la muerte ¿O no?

¡Oh! Yo quiero vivir en un cementerio, quiero ser como Nad, Nadie Owens, pero ¿quién es Nad? Un niño, que ha sido adoptado por la familia Owens.

¿Y quién conforma la familia Owens? Un matrimonio que habita en el cementerio que está arriba de la colina a quien el fantasma de la madre de Nad le pide cuide de su pequeño bebé.

Los Owens al igual que todos en ese cementerio tienen entre treinta y poco más de mil años de vivir ahí, Cayo Pompeyo es el habitante más viejo o eso creen… pero algo habita en el interior de la colina que.. bueno si lo digo te spoileo y no queremos eso ¿verdad?

Nad , tiene la “Ciudadanía Honorifica del Cementerio” por lo que mientras esté dentro de él , está a salvo , pero si se atreve a ir más allá de los barrotes que lo custodian, su vida peligra, pues en el mundo de los vivos quienes lo protegen , no pueden hacer nada.

El hombre que intentó asesinarlo al ser solo un crío de pañales sigue buscando su rastro, Nad es un peligro para algo que él y otros de su calaña atesoran.

Este libro es sencillamente hermoso, no precisamente por si narración, si no por todos esos episodios de la vida de Nad en el cementerio , como cuando intenta a ir al colegio o es secuestrado por un trío de Gohuls.

Sin duda de mis partes favoritas es cuando se hace amigo de un viejo espíritu que no habita en camposanto,  y es ah emocionante. Nad es capaz de hacer muchas cosas mientras está en su hogar, atraviesa lápidas y paredes, provoca terror y pánico ¡Incluso puede desaparecer!.

Todo lo hace bajo la vigilancia de Silas, su tutor, un personaje entrañable del que sabes poco pero aun así adoras , porque sin él  Nad no estaría ahí. Silas es capaz de salir y entrar del cementerio porque no esta vivo, ni está muerto pero no, no es un vampiro es un.. un singular. 

Sin duda El libro del Cementerio es un buen libro para regalar a un niño que guste de las historias de terror o sueñe con vivir entre fantasmas , perfecto para dar y leer este fin de mes porque ¡Halloween! . Disfruten… si lo encuentran.

P.D. Es del mismo autor que Coraline , sí ese libro en que se basó la película de Henry Selick hace un par de años.

“El niño es recibido allí donde los muertos no duermen”

De la libreria, Reseñas

Teen Titans Raven | Reseña

No es sorpresa para ninguno que me conozca que soy más de DC que de Marvel y que entre mis personajes favoritos se encuentra Raven, tampoco es una novedad para nadie que me conozca de hace un par de años o me siga en redes que amo el trabajo que hace Gabriel Picolo.

Así que, cuando anunció que ilustraría esta novela gráfica salte. Amo el diseño que Picolo ha dado a Raven a lo largo de sus años dibujando fan arts de los Teen Titans. incluso lo cosplayee el año pasado para una fiesta de Halloween. Lamentablemente no pude ser de las primeras en comprarlo. ¡Y de hecho ya hasta salió la de Beast Boy!

Pero pues un día de la semana pasada andaba en la pendeja en el Walmart mientras me dirigía a la caja cuando un libro de Allende me llamó la atención por su portada, lo agarré para verlo y debajo estaba esta joya. La última del mendigo estante. Y pues matanga, me la lleve. Ni el precio le vi. Pero el ticket dice que fueron $140 pesitos por si quieren ir a su Walmart de confianza.

Sigue leyendo “Teen Titans Raven | Reseña”
Booktags & Fanfiction, Divagaciones

Mis fanfics favoritos | Divagaciones

Veamos siempre ando hablando de fanfiction y de sus autoras algunas de ellas han aparecido en la sección de Tinta Desconocida, pero realmente solo les he hablado de uno de mis favoritos: Morífago, claro.

Pero aparte de Mortífago que me a acompañado por diez años de mi misera vida, existen otros fanfics que me gustan y me gustan muchísimos. Aparte soy fiel creyente de que, el tipo de fics que te gusta habla mucho de quien eres como persona.

Es como todo, al igual que la música o tus libros favoritos los fanfics que escoges como tus favoritos reflejan quien eras y quien eres ahora. Porque bueno tendemos a buscar representación y obras afines a a nuestros pensamientos y sentires.

Otras veces escogemos como favoritos cosas que nos hacen replantearnos el cómo vemos el mundo o nuestro entorno. O que lo reflejen. Unas mas somos muy masoquistas y solo queremos algo que nos haga “sentir”.

Y como escritores de fanfics que tire la primera piedra quien no ha reflejado en sus escritos algo propio, de gustos a posiciones políticas. Nadie está libre de esa maña.

Así que con eso en mente les voy a dejarles fanfics que he releído mil veces a lo largo de algunos años o meses y que aun están disponibles, porque como todo muchos han desaparecido cuando las usuarias dieron de baja sus cuentas (Alexa, play despacito). Unos más nuevos que otros, sin ningún orden en particular. Algunos de ellos pueden ser leídos como obras “originales”. 

Claramente la abrumadora mayoría son de Harry Potter porque así es la vida y tengo desde el 2009 metida de cabeza en ese fandom. Y por mucho que la autora diga y haga de su vida un papalote, la apropiación que ha hecho el fandom sobre su obra es lo que importa en esto. (P.D. el Reto Reggaeton Magico Vol. 2 con 3mil varos en premios sigue abierto cierra el 1 de septiembre y hay mucha tela pa’ hacer cosas LGBT+)

Tal vez algún día les haga otra entrada con recomendaciones de fanfics llenos de política y crítica a las bases del mundo mágico pero hoy no es ese día. Antes de seguir les aviso dos cosas, primera: yo considero el slowburn un genero y uno muy difícil de domar, no cualquiera escribe buen slowburn. Segunda: Si la autora tiene su nombre con enlace es porque existe una entrada hablando de sus trabajos y publicaciones de libros en la sección de Tinta Desconocida.

Sigue leyendo “Mis fanfics favoritos | Divagaciones”