¡Todos a bordo!, Reseñas

Nieve Negra | Reseña

Hace bastantito que no había una entrada en esta sección dedicada exclusivamente a los libros publicados en la serie de Barco de Vapor de Editorial SM. Pero es que… simplemente no había leído ninguno y no tenia ganas de releer alguno viejo sólo para hacer una entrada.

Pero bueno, ustedes pueden o no saber que suelo participar en las lecturas conjuntas del Club de lectura: “Volver a Hogwarts“. Este año andan leyendo fantasía, cosas bonitas de la vida. La lectura del mes es este librito cortísimo de cuarenta y nueve paginas a letra chica, cincuenta y algo a mediana y como cien en una gigante: Nieve negra de Camila Valenzuela León.

Nieve negra pertenece a la serie roja, o sea que es un libro recomendado para lectores experimentados o niños que devoran mas libros que cereales y para todo aquel que le gusten las historias sobre vidas cruzadas, reencarnaciones y la dualidad.

Si algo me gusta de estos libros es que ninguno – que haya leído hasta el momento- trata a su lector de tonto y este no es la excepción, la narrativa de este relato largo no es la de un cuento de hadas con el «Había una vez..», aunque tenga madrastras malvadas y la figura de una protectora que puede parecer hada madrina (pero de las que dan miedo).

El libro, con una narrativa muy sencilla y una lirica que pocas veces se ve en autoras no latinas, juega con las palabras para crear escenarios complejos, da los elementos necesarios que el lector necesita para rellenar aquellas sensaciones que envuelven cada capitulo con la imaginación. Además, siempre me ha gustado ver como el lenguaje influye, muestra y representa. La autora es chilena, lo notas, lo sabores y aprendes.

La autora, nos adentra a pasos rítmicos hacia una historia que nos hace recordar un hecho irrefutable: todos podemos ser buenos o malos, las cosas ambivalentes rigen nuestro mundo. En nosotros esta decidir que parte de la moneda representaremos. Además utilizando tres figuras femeninas nos hace contemplar las tres etapas de estas ambivalencias: lo bueno, lo malo y el vacío. Mostrándonos como, también es posible pasar de uno a otro extremo según aquello que pueble la vida y motive las acciones que realizamos.

Otras de las figuras que mas me gustan en esta historia es su personificación de la vida y la muerte, junto a la premisa irrefutable de que una necesita a la otra para su existencia. Todo esto lo hace entrelazando dos historias: una ambientada en el pasado y otra en el presente. Pero ambas son dependientes una de la otra.

Están unidas sobre un hilo conductor solido que se va develando conforma la historia avanza. Aun a pesar de que la trama en si es algo predecible nos hace recordar algo importante en las narrativas: el como se cuenta una historia importa. Y Nieve Negra se luce contando una premisa que puede hayamos leído antes o no sea difícil de desentrañar.

Además hablando más sobre la trama, vivo feliz en el hecho de que la pequeña protagonista sea una adolescente contemporánea que usa las tecnologías, que quiere y empatiza con su entorno, al tiempo que es consiente de como aquello que sucede a su alrededor le afecta. Denostando algo que el adulto suele olvidar de niños y adolescentes: saben observar el mundo en el que viven.

Algo más que me gusta de la trama es la época pasada, llena de elementos coloniales y magia. Y que está, sea el origen del presente, jugando como lo dije antes, con figuras muy clásicas sobre maldiciones y reencarnación. Sin broncas es un libro para aquellos que gustan de los clichés de almas viejas con muchas vidas a cuestas

Como nota extra, como autora me siento muy identificada con algo especial de la historia. Una nimiedad, que puede pasar desapercibida para algunos y darle un dolor de cabeza a otros y es el hecho de que nadie, absolutamente nadie tiene un nombre. Esta todo narrado en primera persona y aun así, Camila demuestra algo que yo he repetido hasta el cansancio: no es necesario nombrar a un personaje para que exista.

Y en fin, en resumen me gusto un chingo y morire en la colina de es un retelling de la idea principal de Blanca Nieves y su madrastra, con mucha más magia, una bruja y ningún enano.

Relatos

Recetas Mágicas II | Para sentirte en casa

Hijole amigos la receta de este mes estuvo bien difícil, quedo un poco menos relato y um poco más receta. Pero es lo que hay y como sale. Además es en un hilo de ideas muy cotidiano y es algo de lo que disfruto mucho escribir. Porque en el día a día también existe la magia.

Me avisan cual de los dos formatos les gusta más si el primero o este aunque me veo venir la respuesta igual la quiero confirmar. Tengan en cuenta que aún ando descifrando como van a ser estas recetas y que unas son mas complicadas que otras pero aun así aquí voy:

Para sentirte en casa

Estás cansada, se suponía esta vez tendrías la oportunidad de recostarte hasta que comenzara a dolerte la espalda, pero no fue así. Te pesa el alma tanto como las piernas. Arrastrando los tenis desgastados por el uso diario llegas a la cocina y sólo piensas en que extrañas a tu roomie. Él siempre hacía té cuando veía que no podías más. 

Pero no están, ni él, ni la abuela, ni tu madre sólo tú rumiando en la alacena y en las manos el bote de pimienta con limón te pesa. Suspiras. Lo dejas en su lugar y rebuscas hasta dar con el achiote que ha quedado al fondo. 

Quieres recordar lo que es estar en casa. Abres la cajita para ver si aun sirve, le encajas un dedo que se hunde en la pasta rojiza y sonríes ante la textura suave y arcillosa. Antes lo comías a cucharadas y la boca te quedaba colorada. 

Bajas de la silla en que te habías subido con el pensamiento de que, si fueras vieja jamás habrías podido subirte ahí para meter la cabeza en la alacena que cuelga sobre la estufa. Una vez abajo haces un repaso mental de las cosas que necesitas. Sabes que te falta, así que tomas las llaves y sale a la calles buscando pollo en lugar de amor. 

Sigue leyendo “Recetas Mágicas II | Para sentirte en casa”
Tablas y Retos

#12M12R Participantes | Reto Anual

Hijole amiges por un rato (diez días) pensé que esta entrada jamás iba a salir, no sé porque me hacen esto de inscribirse a ultima hora, ya parecía el meme del gato llorando. Pero ¡ya están y ya estoy! Me da bástate alegría ver que más de la mitad son sangre fresca, y que tenemos algunas repetidoras.

Antes de ir ver con quien compartirán el viaje de escribir 12 relatos en un año, junto al lugar en donde estarán publicando, debo informales que el compilado del reto anual del año pasado ya esta disponible para su descarga acá: 12 Meses 12 Relatos 2020 y les recuerdo que pueden leer a todas las participantes en este enlace de por acá 12M12R Participantes 2020.

Plus en este enlace de aquí llamado #12M12R2021 estarán disponibles los enlaces de cada relato presentado en esta edición. Porque igual leernos entre nosotros siempre ayuda a ver otros estilos y de paso aprender. P.d. Si leen a otras déjenles un comentario, no muerden.

Además les cuento que tengo el canal de Telegram del blog donde les recuerdo sobre las entradas de blog donde a veces posteo algunas de consejos que nacen a partir de errores comunes que noto en este reto como: El ritmo del relato, que fue la mas gustada del año pasado y les ayudo un montón.

Y si eso es poco, aquí les dejo el enlace al chat de Telegram al que se pueden unir y ahí es más fácil que yo les pueda resolver las dudas sobre las consignas. Este año no hay betas, así que todos moriremos como llegamos al mundo: solos. También pueden usar este chat para hacer un Carly mentármela cuando les toque sufrir una consigna.

Antes de continuar va un aviso importante:

El límite maximo de palabras pasa de 1500 a 2500, mil palabras más. Pero, si hay un pero, no sean bestias si su relato es largo por piedad intenten no mandármelo el último día del mes, para poder leerlo con calma y no corriendo.

Ahora si a lo que a lo que me trajo chencha, aquí van los participantes del Reto anual 12 Meses 12 Relatos 2021:

Sigue leyendo “#12M12R Participantes | Reto Anual”
Relatos

Recetas Mágicas I: Para calentar el corazón | Relato

El año pasado le comente a Lunako, una amiga, que deseaba compartir una serie de recetas enseñadas por mi abuela -la muerta-, mi mamá y otras aprendidas por ahí acompañadas de un relato. Este formato de compartir una receta junto a un relato no es inusual, pero lo que vengo a presentar si es un poco menos común: relatar una receta. No su origen, si no su elaboración, y si puedo con mágia.

Mi meta es que solo quien lea con atención será capaz de recrear la receta en casa. Publicaré una cada día siete mes, así al final del año cuando llegue diciembre tendremos doce relatos/recetas y los compilare, mi intención es que al final todos sean ilustrados en acuarela por mi amigo Saiyuu que hace unas cosas divinas chequen.

Pero cuando eso pase si alguien quiere tenerlas lo subiré a Lektu o alguna madre así, si lo quieren ilustrado… pues ya nos ponemos de acuerdo cuando eso pase, supongo primero toca sobrevivir el año.

Para calentar el corazón

El patio estaba oscuro, era una noche sin luna. Las estrellas destellaban sobre sus figuras mientras la mujer anciana movía la cabeza al compás de una melodía inexistente, detrás de ella, una niña sonreía a las luciérnagas. 

De la mano, caminaban hacia los matorrales aromáticos que crecen al fondo del patio entre piedras sueltas y tierra roja. Las observas sentado junto a una ventana. Cuando vuelven de su expedición con hierbas en mano, abren la puerta dejando entrar una ráfaga de aire frío que te atiza desde la puerta rompiendo tu calidez.   

Te cuelas en la cocina detrás de ellas escuchándolas hablar. La niña pregunta a su abuela si puede comer un trozo del chocolate de mesa con que harán el brebaje de esa noche y ella sonríe mientras le parte un pedazo con la navaja que siempre carga en su delantal. 

Sigue leyendo “Recetas Mágicas I: Para calentar el corazón | Relato”
Las viejitas

Tolkien del Rey Arturo a la Tierra Media | Archivo PlusbitsMx

Y vamos a adentrarnos en las obras literarias de un   hombre que paso de escribir ensayos sobre la edad  media y poemas a crear un mundo… La Tierra Media.

Tal vez algunos lo sepan otros no, pero Tolkien nació en Sudáfrica en 1892 y no fue hasta la muerte de su padre en 1896 que se mudó a Inglaterra. Estudió en Oxford y participó en la Primera Guerra Mundial, después de la cual se dedicó a ser profesor en las universidades de Lees y Oxford y creció su pasión por las leyendas nórdicas y el medievo, cosa que se refleja en sus primeras obras.

 “Sir Gawain y el caballero verde  fue su primer ensayo, habla de un hombre de la corte del Rey Arturo, Sir Gawain ese que según algunas leyendas era hijo de Morgause y por ende heredero legítimo del trono de Camelot, en este primer ensayo Tolkien plasma su “versión” de esta leyenda en pocas páginas pero con una narración fluida que con el tiempo mejorara bastante y deja en claro su predisposición a la etapa Medieval, que más adelante en su carrera tendrá una gran influencia al crear su propio mundo.

Otro de sus primeros ensayos lleva el nombre de una película Beowulf: The Monster and te Critics, tal vez hayan visto el filme pero relajarse no es lo mismo, este ensayo es una crítica profunda a un poema titulado precisamente “Beowulf” en esta Tolkien llama a los críticos y lectores a valorar los elementos fantásticos que encierra este poema, que tiene caballeros y … dragones.

No fue hasta 1936 que Tolkien comienza a poner las primeras piedras de la Tierra Media y en 1937  lanza a este mundo “El Hobbit donde narra las vicisitudes de un Hobbit, Bilbo Bolsón de Bolsón Cerrado de la Comarca. Sigue leyendo “Tolkien del Rey Arturo a la Tierra Media | Archivo PlusbitsMx”