Booktags & Fanfiction, Divagaciones

Booktag D&D | Divagaciones

A veces nos da por ver lo que a otros les gusta leer o lo que no, por eso existen los blogs de libros y recomendaciones. También está el hecho de que somos unos chismosos por naturaleza, es nuestra necesidad de conocimiento y de deseo de conocer.

Es por eso que en sus años los “chismografos” eran muy populares, hoy a esas madres se les llama tags o Q&A.  Y como ami me mama el chisme y a ustedes también la entrada de esta ocasión va de chismearles con un booktag que se diseñó mi amiga Raquel, de Hitzuji Books. Les aviento a la cara su vídeo para que vean que bonita esta y abajo, mis respuestas al tag.

 

 

Y aquí vamos, algunos de estos libros tendrán o ya tienen reseña. Algunas de ellas en Archivo PlusbitsMx porque bueno… originalmente las publique en ese viejo lugar. *Inserte un suspiro aquí* Sigue leyendo “Booktag D&D | Divagaciones”

Divagaciones, Escritura

Recortar tus textos no es el fin del mundo|Divagaciones

Bueno hoy toca un tema algo ¿difícil? de trabajar, no porque sea algo inesperado o inusual, que va, es difícil porque cuesta muchísimo saber cuando debemos recortar un texto.

Actualmente las editoriales, sobre todo independientes y españolas están lanzando por todos lados convocatorias de relatos de diferentes longitudes o reciben manuscritos de novelettes ¿qué implica esto? que los autores tenemos un limite de palabras que no se debe sobrepasar.

Para alguien como yo, que escribe cosas muy cortas lo difícil es conseguir meter más sin distorsionar la idea original, pero la gran mayoría de los autores escriben sin medida y suelen sobrepasar la cantidad de palabras permitidas. Así comienza la tortura: meter tijera. Recortar el texto al que tanto empeño se le puso.

Pero no es el fin del mundo, existen diversas formas de recortar textos y no implican necesariamente eliminar cosas enteras, aunque por regla general si te pasaste mucho puede que llegue a ser necesario.

Aunque debemos ser realistas, eliminar escenas o modificar cosas no es algo malo, todos los autores lo hacen. Y si no lo hacen ellos directamente su editor les hará notar “lo que sobra” ¿Porque digo esto? la cosa es simple: no todo lo que ponemos importa. Sigue leyendo “Recortar tus textos no es el fin del mundo|Divagaciones”

Divagaciones

¿Cómo cuidar libros de segunda? | Divagaciones

Cuando salió mi entrada de Las Vírgenes Terrestres, pregunte a algunas de las seguidoras del blog si ellas compraban libros de segunda mano, la mayoría admitió hacerlo ¡y eso es genial! algunas lo hacen porque pueden encontrar ediciones especiales, otras por el placer de coleccionar tomos antiguos (como mi madre) y a alguna más le agrada el olor.

Pero entre una cosa y otra, en los libros de segunda mano podemos encontrar cosas impresionantes, llegadoras o sin gloria, pero normalmente compramos uno de estos libros y solemos tratarlos como a cualquier otro: poniéndolo en la estantería.

Y eso si hay suerte, otros los dejan con su pila de libros por leer expuestos al sol o la humedad ¿y saben qué? los están matando. Los libros de segunda por mucho que estén en buenas condiciones, si son ediciones antiguas necesitan cuidados diferentes. Así que aquí van un par de tips para prolongar más su vida y los puedas disfrutar más tiempo o heredar. Sigue leyendo “¿Cómo cuidar libros de segunda? | Divagaciones”

Divagaciones, Escritura

El ritmo del relato | Divagaciones

Esta entrada surge de la necesidad de explicar algo que suelo decir y comentar en los relatos que presentan al reto anual 12 Meses 12 Relatos: el ritmo. El ritmo en un texto narrativo.

A veces siento que no queda realmente claro a qué me refiero con ello, así que en esta oportunidad quiero aclarar de dónde vienen esas observaciones y porque las realizo.  Ciertamente no soy experta, ni pretendo serlo. Pero la experiencia en escribir en el internet te enseña (a veces a pedradas) cosas que en la escuela no hacen, cuando te mencionan que debe llevar un relato/ cuento/ etc.

 ¿Qué es el ritmo?

Según gente que sabe es: la forma de sucederse y alternar una serie de sonidos que se repiten periódicamente en un determinado intervalo de tiempo, es especialmente la manera en que se suceden y alternan en una obra los sonidos de diferentes intensidades (fuertes y débiles) o duración (breves y largos).

Y dirán Tanit, pero eso habla de música no de escribir ¡y tendrán razón!, pero debemos recordar que las palabras representan sonidos. No importa si se leen en voz baja, alta o mentalmente. Esto hace que cuando nosotros leemos variemos la velocidad con que lo hacemos al igual que una canción nos hace mover el piecito. Influye en como percibimos un texto, así como una melodía marca cómo sentimos una canción.

Es por ello que una de las recomendaciones que siempre hacemos las que jugamos a ser betas es decirte: lee tu texto en voz alta. ¿con qué finalidad? con la de que logres identificar sonidos que no suenan “naturales”, ya sea por sonar repetitivos o estar fuera de lugar. También para que aprecies la longitud real de tus oraciones y el cómo estas afectan la apreciación del texto en cuestión.

Y todo eso, conforma el ritmo, No es fácil ser consiente de él ni aprender a manejarlo. De hecho si se dan cuenta todo este texto tiene un ritmo especial, que surge de la necesidad de mantenerlos leyendo hasta el final. Porque si ¡hasta las entradas tienen un ritmo! por eso algunas se hacen tediosas y otras por muy largas que estén se te van como coca cola helada en verano.

¿Y esto de que sirve saberlo? Sigue leyendo “El ritmo del relato | Divagaciones”

Booktags & Fanfiction, Divagaciones

Aprendiendo de Perla Shumajer | Divagaciones

El mundo del fanfiction es basto y tiene de todo, como las viñas del señor. En uno de sus lares entre “Los malos fics y sus autores” y el “si no te gusta no lo leas” tenemos un espacio que se alza como torre y en la cima tiene un faro de luz llamado : Perla Shumajer, la reina de los malos fics. Y es que todos tenemos en nuestro haber un badfic o un mal relato que pensamos es horrible y nos da el síndrome de la avestruz cada que lo recordamos o alguien lo empieza a leer.

No les voy a hablar de su trayectoria, eso ya lo han hecho de forma magistral otros antes que yo para ejemplo esta entrada “Perla Shumajer: el éxito de los badfics” del blog El Dragón Mecánico donde hasta analiza su fama y recopila algunas cosas de su escritura. Pero yo sólo vengo a decirles que debemos aprender de esta gran autora.

En primera: perder el miedo a hacer algo malo. Pero perderlo de verdad, Perla nos demuestra que incluso las cosas más mal hechas pueden tener un público, ojo esto no quiere decir que no te esfuerces por hacerlo mejor; si no que aprendas a que a veces algo te va a salir mal y no es el fin del mundo.

La segunda cosa que aprenderle es a perder el miedo al ridiculo, porque puede o no que sus fics fueran así de malos y bobos a propósito. Pero si pensamos que los hizo así toda la intención del mundo podemos lograr que nos valga lo que otros opinen, que los comentarios chingativos se nos resbalen. Con esto no quiero decir que no aceptes críticas, pero si que aprendas a discernir cuales son con el afan de ofender, de las críticas duras pero necesarias. (de esto después les hago una entrada)

Y la tercera que es la vencida: aprendamos a saber cuando parar. Porque ella lo hizo en el momento adecuado para dejar un legado, en un punto en que si hubiese seguido alargando sus publicaciones sin sentido, corría el riesgo de convertirse en algo que sería recordado con más asco que risa. Supo cuando parar para ser recordada. Nosotros también debemos saber cuando no podemos más, cuando nuestra historia ya se alargó hasta el absurdo o cuando nosotros mismos estamos cansados de seguir el ritmo que llevamos.

Nadie sabe porque ella dejó de escribir, si paro porque quiso o porque la gente y sus comentarios la abrumaron. Pero el hecho de que parara fuese por elección o por sentimiento nos deja una lección, pese a que algunos piensen que no dejar las cosas que nos pesan para cuidar de nosotros es algo que también debemos aprender.

Y eso, es lo que yo puedo decir que debemos aprenderle a Perla, a parte de tener siempre una buena frase para ser recordados, ya sea porque te las ingenias para meterla en todos tus relatos o porque fue tan llegadora que es difícil de olvidar. Así amigos se puede llegar a la posteridad.