Las viejitas

De sinceridad.

Fue todo lo que un amigo tiene que ser: sincera. Y en la sinceridad nunca hay cabida para las falsas esperanzas o el consuelo – Mortífago

 

¿Comprenden la linea anterior? Ese  extracto del ultimo capitulo de Mortífago podría decir que define uno de mis conceptos más arraigados para con las personas que  amo , aprecio y quiero.

La sinceridad es una de las cosas más importantes en mi vida y que me ha causado más problemas que beneficios.  Esto no quiere decir que no haya mentido jamás, todos alguna vez mentimos.

Sigue leyendo «De sinceridad.»

Las viejitas

Del te pareces a mi ex y otras maldiciones

Pues bueno, esto de va de eso.

Sí de esa maldición gitana que vengo cargando desde, bueno desde que me acuerdo, así de simple. La traigo pegada como una garrapata , para bien y para mal, más para lo segundo obviamente, si no esta entrada no existiría.

¿A quien le gusta que le digan que se parce a la ex? ¡A nadie! Es bastante frus-tran-te y lo peor es cuando te comienzan a hablar de esa persona y tómala cabrón, hasta tu notas el parecido y te encabronas contigo misma por pendeja.

Porque sí , que me ha pasado no una, ni dos , ni tres veces. Van tantas que ya he perdido la cuenta, en algunas simplemente no me importo eran como que mee, si me parezco pero no importa al chavo ni le hablo.

En otras me ha servido ¿Para qué? para tener amigos, sí , que ojete suena,  pero tengo unos cuantos que se han acercado a mi buscando un doble de su ex-pareja, estos normalmente son los más peligrosos y a los que lamentablemente les agarro más cariño , ¿por qué? quien sabe pero los dejo ser y los escucho cantar sus penas como la buena amiga que soy.

Y están los peores, los que por desgracia me gustan y pues dale me salen con la misma cantaleta y me matan las ganas. Porque soy sincera me caga la madre que me comparen con otras personas, hasta cierto punto puedo aceptarlo y asimilarlo pero ya no mamen, no esta cool cuando te pasa tres veces en menos de un mes.

Es bastante deprimente tanto como el «Quiero una morra morena, de lentes, que sea inteligente, que lea , que tenga bubis y juegue videojuegos»  ( en todas sus variaciones ) en boca de alguien que me traiga con las bragas mojadas y cuando eso pasa casi me hacen ponerme un letrero de ¡Yo, yo, yo! ¡Pelame Chingao!

Pero mi orgullo y mi dignidad que por suerte aun es mucha y me lo prohíbe, aunque si me dieran un dolar por cada que me pasa alguna de las dos situaciones que les digo ya habría comprado mínimo una Mac para paletearla, porque para darle y rendirla nunca, ni que fuera programadora.

*se va a patear conejos porque mañana hay clases y no quiere ir*

Las viejitas

Me duelen los dientes

Sí esto es principalmente para quejarme de que me duelen mis dientitos, de los que me conocen saben que siempre he tenido problemas con muchas partes de mi cuerpo en especial : los dientes.

O si esos malditos bastardos necesarios para alimentarme, a menos que quiera sobrevivir a base de papillas, hace unos años me hicieron muchas endodoncias , me sacaron algunos y me pusieron «coronas» en otros.

Después a mi cuerpo y mis hormonas le dio por decir ¡Vamos a hacer que a Tanit le salga un diente nuevo! ¡Sí a los 21! ¡Sería un excelente regalo de cumpleaños! Y tómenla, por más de medio año me anduve con un diente extra, justo encima de los que me revistieron .

Y aquí el problema andar con eso , arriba de los otros al parecer movió el puente que me pusieron y ahora ¡Sufro como Precious! Me duele con las cosas calientes, con las cosas frías, con la pasta de dientes ¡con todo!

Así que no puedo pegar mordidas a nada y eso es malo, porque tengo una bolsa de duraznos haciéndome ojitos y casi gritándome en la cara ¡Lero lero!, ¡no me puedes morder! pero ¡cómeme! en el carrito del mercado.

Y bueno, solo eso, quería quejarme y me quejaré mucho más porque pronto no podré arreglar el asunto de mis dientes, así que si ven que no puedo morder algo dejen de reírse que es porque duele.

*se va a llorar descontroladamente*